Servicios de asistencia domiciliaria

Mejoramos la calidad de vida ofreciendo asistencia domiciliaria a las personas mayores con algún grado de dependencia tanto física o psíquica, vivan solas o bien en compañía, para favorecer su autonomía individual y mantenerlas el mayor tiempo posible en su medio natural.

Realizadas por: Tecnicosociosanitarios,  Auxiliares de Geriatría y Trabajadoras Familiares.

Acción Asistencial

  • Higiene personal
  • Ayuda para vestirse y desvestirse
  • Compra y preparación de la comida así como control de una dieta alimentaria adecuada
  • Cambios posturales a personas encamadas
  • Ayuda en la ingesta de alimentos
  • Acompañamiento visitas médicas
  • Control administración de medicamentos (bajo prescripción medica)
  • Actividades de la vida diaria
  • Mantenimiento y orden de la limpieza del hogar
  • Acompañamiento 24 h en tanto dentro como fuera del domicilio

Acción Educativa

  • Informar, orientar y asesorar sobre cuestiones generales relacionadas con los cuidados que precisan las personas dependientes.
  • Proporcionar conocimientos y habilidades para afrontar el cuidado en las mejores condiciones posibles.
  • Observar como llevan a cabo dichas actividades para detectar posibles errores.
  • Asesorar sobre las distintas ayudas técnicas que existen y formarlas para el uso de éstas.
  • Orientar sobre la confección de una dieta saludable, las adaptaciones de está a diversos problemas…
  • Informar, formar y capacitar en habilidades sociales y resolución de problemas.
  • Potenciar sus reden y el apoyo social y favorecer la calidad y la cantidad de sus relaciones.
  • Informar, orientar y asesorar sobre los recursos formales de apoyo que existen para compartir los cuidados.
  • Dotar de estrategias para el autocuidado, en especial para reducir el estrés.
  • Darle a conocer pautas para transmitir afecto y orientarla acerca de la forma adecuada de mantener la autoestima del usuario

Atención especializada mediante ayuda domiciliaria a personas con enfermedades neurológicas (degenerativas; enfermedad de Alzheimer, Parkinson, demencias vasculares, etc…

Existen diversos enfoques psicoterapéuticos que han mostrado utilidad en la mejora de las condiciones y calidad de vida del paciente con demencia. En general la mayoría de estos métodos tienden a remarcar la importancia de la estructuración del entorno del paciente para resolver problemas específicos y proporcionan una idea de que la persona con demencia conserva una capacidad de sentimientos y deseos que debe ser respetada.

Para ello contamos con personal especializado para estos tipos de enfermedades neurológicas degenerativas, los cuales a partir de un conjunto de  técnicas simples y teniendo en cuenta los aspectos psicológicos, y los aspectos socioambientales, se favorece la propia autonomía de la persona en todos sus ámbitos, así como aquellas que favorezcan la acción de su familiar, proporcionando apoyo emocional y buena información.

El objetivo del profesional en cuanto a la persona enferma es  mantener el máximo de tiempo   todos  las capacidades cognitivas y funcionales no afectadas por medio de la psicoestimulación cognitiva, con el propósito de ralentizarla el declive cognoscitivo.